GASOLINERAS. El Cumplimiento Normativo ¿Cuánto Cuesta? ¿Cuánto Vale?

Dic 3, 2020 Uncategorized

En una gasolinera los costos operativos y regulatorios pueden preverse, controlarse y asumirse con una razonable planeación, para la certidumbre en las finanzas de la gasolinera y sus propietarios. La inversión en el cumplimiento regulatorio es rentable si se suma a la reducción de costos no-regulatorios.

Los cinco pasos de la certidumbre

Alfredo Orellana Moyao[1]

La familia de Guadalupe era dueña de unas estaciones de servicio desde generaciones atrás. Era un negocio familiar que dejaba constantes y buenos rendimientos como distribuidores de la marca PEMEX.

Tras la reforma energética, el dinero comenzó a ser menos suficiente para hacer frente a los costos del negocio. Las ventas se han visto afectadas por el COVID y los costos operativos parecen incrementar.

El problema es que nadie le avisó a la familia el impacto económico que tendría la reforma y mucho menos sobre las formas de prever, afrontar y aprovechar los cambios.

Los abuelos y los tíos entendían muy bien la forma de cumplir con las condiciones de PEMEX, que apenas hace diez años todavía el dueño de la franquicia comercial única; el único proveedor de insumos y consumibles; el fiscalizador de ventas y volúmenes y el regulador de medidas de seguridad, de medio ambiente y hasta de tarifas y precios para todas las gasolineras del país.

Cierto que algunos trámites locales y municipales debían ser atendidos por los pequeños empresarios gasolineros, como el catastro, el predial, el uso de suelo comercial o aspectos de protección civil; pero en materia energética bastaba con entenderse con PEMEX.

Bombas, medidores, recuperadores, pintura, luminarias, anuncios, dispensarios, y todos los equipos se definían por PEMEX, ya sea en sus documentos de franquicia, manuales y normas, verificadas por los terceros autorizados por el propio PEMEX. El empresario tenía una especie de manual de cumplimiento integrado, con un único interlocutor, al que se le pagaba también una sola factura. A PEMEX y sus terceros se le pagaba el combustible, la supervisión, la capacitación, las certificaciones y la mayoría de los costos operativos y de cumplimiento.

La familia de Guadalupe conoció un modelo de negocio controlable y altamente predecible. Los cambios provenían de PEMEX, junto con un proceso de adaptación centralmente controlado.

A partir de 2012 todo cambió. Guadalupe y sus primos adoptaron decisiones diferentes: algunas estaciones se mantuvieron en el esquema PEMEX, con unos costos de cumplimiento dentro de la franquicia que eran muy superiores a los que la nueva normatividad exige para nuevas gasolineras. Otras buscaron adaptarse y cambiar los contratos de franquicia por nuevos contratos de suministro, con muchísimas dificultades corporativas, fiscales y regulatorias, además de ciertas condiciones poco favorables de PEMEX, en su rol de distribuidor mayorista de combustible. Algunas otras fueron rentadas a marcas extranjeras, que pagan una mensualidad fija y constante (a veces algo baja) para la propietaria, pero no comparte utilidades y significa la salida de la familia del negocio de la gasolina para convertirse en arrendadores de inmuebles equipados.

Guadalupe conoce el negocio; lo abraza con vocación familiar y gremial, pero no comprende el nuevo entorno. Aparecieron nuevos reguladores, nuevas reglas, espontáneos terceros, verificadores, inspectores, seguidos de consultores, asesores y gestores que dejaron sus huellas en los libros contables de las estaciones.

Guadalupe debe buscar a sus proveedores de equipos por su cuenta, sin la guía de una franquicia y sin un mercado maduro, transparente, abierto y referenciado para valorar opciones, costos y beneficios. Debe obtener los certificados, dictámenes, estudios y documentación soporte para responder a informes y requerimientos de la ASEA, de la CRE, del SAT, de PROFECO, del Municipio y de PEMEX, cuando menos.

Hoy Guadalupe, a diferencia de sus padres, tíos y abuelos, no sabe a ciencia cierta cuánto cuesta mantener la operación de las estaciones de servicio y su cumplimiento regulatorio. Cada evento es una sorpresa; cada decisión, una emergencia; cada resultado, un accidente y no el producto de una planeación empresarial.

Peor aún, no sabe cuál es el beneficio -si existe alguno- de cumplir y adoptar ese nuevo modelo.

Guadalupe y sus primos no son malos empresarios del combustible, sino buenos compatriotas en una transición desinformada; pasajeros en un viaje nocturno sin catálogo ni diccionario traductor.

Si la información es poder, la desinformación es vulnerabilidad frente a la corrupción, la extorsión y el error.

¿Es momento de que Guadalupe y su familia se retiren? ¿Deben vender? ¿Deben claudicar y salir mientras puedan? Creo que no.

En una estación de servicio los costos operativos y regulatorios pueden preverse, programarse, controlarse y asumirse con una razonable planeación, para lograr certidumbre en las finanzas y en la vida misma de la gasolinera y de sus propietarios. La inversión en el cumplimiento regulatorio sólo es rentable si se suma a la reducción de costos asociados y costos no-regulatorios.

A Guadalupe y su familia, le convendrá ordenar sus ideas a partir de cinco grandes reflexiones, que comparto a continuación:

LOS CINCO PASOS DE LA CERTIDUMBRE

1. ¿Dónde estoy y qué tengo?

La reforma implica cambios o canjes de papelería y documentación, que son el origen de la certeza regulatoria. ¿Cuento con lo necesario para iniciar operaciones o para mantenerlas? Pensemos en un antes y un después.

TITULOHOYANTES
Título para operarPermiso de la CREFranquicia PEMEX
Permiso Autorización ASEAAutoridad de Medio ambiente Estatal
Sistema de Seguridad OperativaSASISOPAManual de Franquicia
Registro Oficial de VentasCREPEMEX
Diseño de la EstaciónNOM-005-ASEAFranquicia PEMEX
elaboración propia

2. ¿Opero con certeza?

Teniendo claro los requerimientos regulatorios para iniciar operaciones y sus equivalentes pre-reforma ¿Qué aspectos regulatorios debo tener considerados?

ELEMENTOHOYANTES
Programa de mantenimientoCRE / ASEAFranquicia PEMEX
Dictamen de mantenimientoNOM-ASEA-005Franquicia PEMEX, Terceros PEMEX
Calidad de CombustiblesNOM-CRE-016PEMEX
Protección al ConsumidorPROFECOPROFECO
Certificación de equiposECONOMÍAPEMEX / TERCEROS PEMEX
Informe de VolumetríaCRE / SATPEMEX
elaboración propia

3. ¿Qué responsabilidades debo cuidar y asegurar?

La operación de las estaciones se realiza a nombre y por cuenta de su propietario. Es decir, que a diferencia de la protección y tutela de la franquicia PEMEX, hoy día los propietarios deben responder con su propio patrimonio por los daños que pueda generar el riesgo de la instalación.

TÍTULOHOYANTES
CIVIL. Por daños a clientes, vecinos o proveedores.Se debe contar con Seguros
CRE / ASEA
Póliza PEMEX
AMBIENTAL. Por derrames o accidentes, para remediar suelo, agua o ambiente.Se debe contar con Seguro ASEANo había un equivalente directo.
ADMINISNTRATIVA. Por incumplimiento de normas o reglas operativas.Se deben pagar Multas ASEA/CRE/SAT (pueden crearse reservas / fianzas / seguros)Se pagaban Multas a PEMEX o Autoridades Locales
PENAL. Por delitos relacionados con el robo de combustibles.Se previene con Medidores y bitácoras CRE / SAT. (pueden crearse reservas / fianzas / seguros)No había
LABORAL. Por riesgo laboral.Se identifica, administra y controla con el SASISOPA + STPS + IMSSPEMEX+STPS+IMSS
elaboración propia

4 ¿Tengo al personal que requiero?

Para nuevos tiempos y nuevas necesidades, se requieren nuevas habilidades y talentos sumados a la operación.  Ya existen certificados de habilidades y competencia que son recomendables para las estaciones de servicio porque reducen riesgos y eficientan la operación, pero también acreditan el compromiso de la estación con el cumplimiento regulatorio.

Existen tres roles a considerar:

  1. Un supervisor regulatorio, que puede ser uno por familia, grupo o empresa. Es quien debe tener un panorama general de las obligaciones, para medir su costo y beneficio. Puede ser el administrador general, capacitado por expertos.
  2. Un supervisor de estación, con información y formación adecuada para hacer del trabajo cotidiano la mejor forma de mantener el cumplimiento.
  3. Operadores capacitados, conforme al nuevo marco regulatorio, para que su trabajo diario sea elemento de cumplimiento y no objeto de observaciones por incumplimiento.

La ASEA junto con el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER) han definido al menos dos estándares que están a disposición del público en general, para las estaciones de servicio:

TÍTULOHOYANTES
Operación de equipos y despacho de combustibles.CONOCER-ASEA EC1035 Suministro seguro de combustibles en la Estación de Servicio para el expendio al público de gasolinas y diésel.Conocimientos de un operador de suministro de combustibles para realizar su trabajo y las actitudes relevantes en su desempeño. Equipo de protección personal básico. Operación de equipo y abasto del combustible. Limpieza diaria de la estación. Respuesta ante situaciones de riesgo como fuga, derrame o conato de incendio.  
Supervisión de estaciones de servicio.CONOCER-ASEA EC1036 Supervisión de la operación segura de la Estación de Servicio de expendio al público de gasolinas y diéselConocimientos de un Supervisor de Estaciones de Servicio y las actitudes relevantes en su desempeño. Coordinar al personal; supervisar el funcionamiento seguro de los equipos e instalaciones y verificar el cumplimiento del programa de mantenimiento de la Estación de Servicio. Respuestas ante situaciones de riesgo como fuga, derrame o conato de incendio.
elaboración propia

¿Tengo asesoría especializada?

La participación en grupos gasolineros y en cámaras gremiales puede ser más que una buena práctica, una necesidad de la vida regulatoria de las instalaciones. Los foros y seminarios de actualización y los directorios de consultores que han sido conocidos y revisados por un organismo grupal pueden significar ventajas para las personas y familias que tienen estaciones de servicio. Una mala asesoría o gestoría pueden llevar a graves multas, clausuras o revocaciones de permisos, más por accidente y desinformación que por decisión propia.

En conclusión, la información adecuada, actualizada y explicada, son la mejor herramienta de las personas, familias y grupos de empresarios de los combustibles, que aún se encuentran en el proceso de tránsito hacia un nuevo entorno regulatorio.

Conocerlo es comprenderlo para hacerlo propio. Así, es posible seguir en el negocio de forma competitiva, con certidumbre y seguridad para todos.


[1] Experto en regulación ambiental y energética. Fundador y Presidente de OPS & PROS.

openergiemx

O&P energie. Consultoría integral en proyectos Oil & Power México

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: